La Presidenta anunció una campaña “para cuidar el bolsillo del pueblo”

Fuente : Radio Continental

Héctor Polino, de Consumidores Libres, consideró que Cristina Fernández “está enfocando mal el problema”, ya que la inflación se genera “en los grandes grupos económicos”.


 

La presidenta Cristina Fernández anunció ayer miércoles la puesta en marcha de la campaña “Mirar para cuidar”, para “mirar los precios y cuidar el bolsillo del pueblo”. Así, hizo referencia al nuevo congelamiento de los precios de medio millar de productos acordados con cadenas de supermercados.

“Vamos a utilizar las fuerzas de los movimientos sociales, juveniles y políticos”, así como a “intendentes” para “desplegarlos en todo el territorio”, anunció la jefa de Estado durante un acto en Casa de Gobierno donde anunció aumentos en las asignaciones familiares y AUH.

La iniciativa, explicó, busca que los aumentos salariales conseguidos por paritarias “no sean asaltados de inmediato por los precios. Quiero dejar en claro que el Gobierno nacional no aumentó un solo impuesto. Cuando se habla de presión tributaria, que se dirijan a intendentes y gobernadores. Tenemos el tipo de cambio más competitivo de toda la región, aunque les pese a algunos, y los servicios esenciales para la producción siguen siendo subsidiados”, enumeró Fernández.

Por Continental, Héctor Polino, representante legal de Consumidores Libres, consideró que “la presidenta de la República está enfocando mal el problema. Porque los aumentos se generan en los grandes grupos concentrados del poder económico. Yo tengo el listado donde una, dos, tres grandes empresas controlan el setenta, el ochenta y a veces hasta el cien por ciento del mercado (en cada rubro). Las formadoras de precios son las grandes empresas, no el comercio minorista”, enfatizó en Magdalena Tempranísimo.

Asimismo, alertó que la nueva lista de 500 productos con precios congelados “tiene muy poca verdura y fruta, nada de pescado, poca variedad de carne vacuna. En contraposición, mucha variedad de galletitas (21 presentaciones) y de sal fina y sal gruesa. También muchas presentaciones de vinagre y yerba mate, cinco presentaciones de palitos salados y helado bombón, que no es indispensable en la mesa familiar”, concluyó el histórico dirigente socialista.