Frutas y verduras registraron una suba del 3,14% en febrero

Nota: Diario Popular 12/3/21

Frutas y verduras registraron una suba del 3,14% en febrero

La naranja fue el producto que registró el mayor incremento con valores que oscilan entre los 160 y 180 pesos por kilo (12,50 por ciento), mientras que las manzanas cotizan de 210 a 220 pesos.

Durante febrero de este año, las frutas y verduras tuvieron un aumento promedio del orden del 3,14 por ciento, con respecto a los niveles registrados durante el mes anterior, dentro de una medición que incluyó a ocho productos elegidos al azar, dentro de un paquete de productos que también incluyó alimentos envasados y carnes, y que dieron un total de 4,39 por ciento de incremento.
El sondeo, realizado por la entidad Consumidores Libres, que
conduce Héctor Polino, señala que el mayor porcentaje de aumento se dio en las naranjas, que subieron, por kilo, de 160 a 180 pesos, lo que representa un 12,50 %, mientras que la manzana pasó de 210 a 220, es decir un 4,76 por ciento, y el paquete de acelga se
incrementó en un 7,14, de 70 a 75 pesos.
Dentro del rubro no hubo variaciones en el precio de las zanahorias (85 pesos), los tomates perita (130), el kilo de cebolla (90) y el de papa negra (80), y hasta hubo una excepción en la berenjena, que bajó su precio en poco menos del 4 por ciento, de 130 a 125 pesos.
Según comentó Polino a Diario Popular, el promedio de aumento del paquete de productos elegidos para el sondeo fue de un 4,39 por ciento, mientras que durante febrero de 2020 la cifra había sido de 2,56, lo que implica que en el mismo mes luego de un año, el incremento estuvo en el 1,83 por ciento.

La inercia inflacionaria

De acuerdo a lo expresado por el titular de la entidad, y ex legislador socialista por la Ciudad de Buenos Aires, las causas de algunos aumentos tienen que ver con “la inercia inflacionaria, los incrementos que se realizan como resguardo, y la especulación de algunos sectores”.
Polino dio cuenta que “obviamente existen alternativas que pueden colaborar para cuidar los bolsillos de los consumidores, como las ferias itinerantes de la Ciudad de Buenos Aires, y también en el Mercado Central, aunque a muchos les quede a trasmano, pero en general allí se logran precios a un porcentaje bastante menor al de los comercios de la zona, ya que se eliminan los intermediarios”. Si bien en las variaciones de los precios en frutas y verduras suele haber  un componente relacionado con el cultivo y lo estacional, según Polino en este caso no pasó tanto por allí, ‘ya que no hubo tantas lluvias ni inundaciones ni sequías durante el año pasado”.

El efecto Chile

En casos como por ejemplo el delas bananas, recuerda que “ahora está más estabilizado, pero en un momento subió mucho, aunque tuvo que ver con un conflicto interno en Chile, ya que una parte de la fruta que venía de Ecuador hacía escala en el país vecino, y no se podía dar el traslado en ese momento, pero ahora se normalizó un poco’. Mientras hay productos que no experimentaron grandes cambios, como la papa negra, que se mantiene entre 70 y 80 pesos, y la blanca, que llega a los 90, en el caso de la manzana suele haber leves aumentos, aunque también puede haber precios diferentes según los comercios o las zonas. Polino señaló que “no llegó a haber desabastecimiento, pero si faltante de algunos productos, y en eso también tiene incidencia la presión de grandes empresas que quieren salir de Precios Máximos, en régimen muy positivo que termina el 31 de marzo, pero que es posible vuelva a mantenerse en el futuro”.
Barrios sin variantes
En una rápida recorrida por verdulerías de algunos barrios, como los porteños de Almagro y Caballito, se pudo observar que algunos precios se mantienen casi sin variantes, más allá de algunas subas circunstanciales que hubo dos semanas atrás, y que también tenían que ver con la típica “cobertura” de algunos distribuidores ante posibles suba inflacionarias. Mientras algunos negocios ofrecían naranjas en ofertas de entre 110 y 120 pesos el kilo, o a 220 los dos kilos, la manzana, en sus distintas variedades, oscilaba entre los 200 y los 220 pesos el kilo; otro producto que tuvo un aumento importante fue el durazno, que al igual que su pariente el pelón, no baja de los 190 o 200 pesos el kilo, mientras el limón oscila en los 150 pesos, la uva, que ya se despide de esta temporada, en sus variantes blanca, rosada o negra, está entre 180 y 240 pesos, y la banana, según sus distintas calidades y procedencias, se vende a precios de entre 90 y 130 pesos el kilo.

La situación de las verduras

En el área de las verduras, el zapallito y la cebolla se mantienen en cifras más accesibles, de 60 a 70 pesos el kilo, y mientras la chaucha se puede adquirir por 40 a 60 pesos, la papa ,según sea negra o blanca, fluctúa entre los 65 y los 95 pesos. Finalmente, el tomate, en sus variantes de perita y redondos, se estacionaron, luego de un período en el que habían tenido una estampida, en los 80 a 100 pesos el kilo, y el cherry se puede adquirir a unos 80 o 90 pesos, mientras que la lechuga se está vendiendo a entre 100 y 120 pesos el kilo.
Por otra parte, según el Instituto Estadístico de los Trabajadores (EIT) dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET). las frutas y verduras aumentaron en febrero el 7,3por ciento y el 9,4 por ciento respectivamente, una cifra mayor a la señalada por el anterior relevamiento. Según un relevamiento realizado en el Mercado Central, desde que el Gobierno instauró la política de precios máximos en marzo del año pasado a raíz de la pandemia, las frutas y verduras fueron los alimentos que más dispararon la inflación con subas del 60 por ciento.

La naranja, sin freno

De acuerdo con el testimonio de puesteros de ese centro de compras y distribución de productos, en las últimas semanas todas lasverduras aumentaron, y citó el caso del morrón, “que lo hizo en un 10 por ciento, por una cuestión de distancia”. En tanto, entre las frutas, los precios tuvieron una considerable subida, en especial el durazno, que estaba escaseando según el testimonio de un trabajador del Mercado Central, el cajón de naranjas se vende entre 600 pesos y 700 pesos y detalló que antes el kilo valía 40 pesos y ahora se encuentra a 80 al por menor.
Otro puestero del lugar confirmó que existen amplias diferencias entre los precios del Mercado Central y Capital Federal, ‘En promedio en Capital un tomate esta $90 el kilo, acá tenemos una oferta de dos kilos por 100 pesos”. Algunos productores frutihortícolas señalaron que los precios aumentan por los malos climas que disminuyen la producción, ante una alta demanda, y relacionan los bajos precios de algunos productos del Mercado Central con la llegada de mercaderías de zonas de cercanía como Florencio Varela, La Plata, Cañuelas y Mar del Plata.