Héctor Polino: “Tenemos que sentar las bases de una nueva sociedad que ponga el capital al servicio de las personas”

Nota: Nueva Era 9/10/20

Héctor Polino: “Tenemos que sentar las bases de una nueva sociedad que ponga el capital al servicio de las personas”

Polino es un referente indiscutido del Partido Socialista. Incluso, es precandidato por una de las líneas internas del socialismo para presidir su partido a nivel nacional.
 
El exdiputado explicó que “hay distintas tendencias internas” y que él pertenece “a una denominada Igualdad y Participación, donde hay compañeros de larga trayectoria en distintos lugares del país. Esa línea interna proclamó mi precandidatura para presidir el partido cuando exista la renovación de autoridades. Pero existen otras líneas internas que seguramente tendrán otra postura, habrá otros candidatos. Veremos qué pasa en el momento en que se normalice la vida política de nuestro país y el partido abra el proceso interno de renovación de autoridades”.
 
NUEVA ERA quiso saber, según su parecer, qué lugar está ocupando hoy por hoy el Partido Socialista en el mapa político nacional. Cabe recordar que el bastión d la Provincia de Santa Fe conducido por más de una década por su partido, hoy quedó en manos del peronismo.
 
“Lamentablemente, hoy el Partido Socialista no está cumpliendo un papel decisivo en la vida política argentina. Se cometieron muchísimos errores en los últimos años tratando de subordinar la política del partido en todo el país a los intereses del partido en la provincia de Santa Fe. Se perdió en las últimas elecciones en esa provincia y el municipio de Rosario. Y el partido, que llegó a tener en los últimos años 10 diputados nacionales, tiene hoy tan solo uno. Tuvimos durante varios años un senador nacional y hoy no tenemos ninguno. Tuvimos durante varios años, por ejemplo, diputados en la legislatura de la provincia de Buenos Aires y hoy no tenemos ninguno. Es decir que hubo un franco y claro retroceso del Partido Socialista en la vida política de nuestro país”, advirtió.
 
Analizó luego que “el partido hoy tendría que jugar un rol muchísimo más importante en la vida política y social de nuestro país. Espero que cuando salgamos de esta cuarentena pueda haber un proceso electoral para renovar autoridades en el plano nacional y en las distintas provincias y, de esa manera, poder colocar al partido nuevamente en la calle al servicio de los intereses históricos del partido: defender los derechos de los trabajadores y luchar por una sociedad mucho más justa. Porque esta sociedad capitalista pone a las personas y a los recursos naturales al servicio del capital. Tenemos que  sentar las bases de una nueva sociedad que ponga el capital al servicio de las personas y en la protección de los recursos naturales”.
 
La llamada ‘grieta’ de la última década fue licuando a las fuerzas minoritarias. Por ello, Polino afirmó que “en la medida en que exista una muy grande polarización, le quita espacio político a las fuerzas que no están en ninguno de los dos extremos. La grieta y la polarización en blanco y negro impide que los distintos matices y colores políticos puedan ocupar un espacio. De ahí es que el Partido Socialista tiene que ponerse de pie y sentar una posición política, apoyando aquellas medidas que se consideren positivas desde el punto de vista de la doctrina, la historia y los ideales del socialismo y criticando aquellas otras que consideramos que son contrarias. Hacerlo con la más absoluta independencia y libertad. Y, en esa misma medida, el partido irá ganado un espacio propio en la vida política del país”.
 
Su opinión por los gobiernos de Macri y Fernández
 
Consultado sobre su opinión acerca de la gestión de Mauricio Macri al frente del Gobierno nacional, Polino dijo que tiene “la peor”. “Fue el gobierno que estuvo al servicio de los grandes intereses económicos, el que contrajo una enorme deuda externa que va a condicionar el futuro del país por las próximas décadas. Desde mi punto de vista, fue el gobierno que más claramente ha representado los intereses de los grandes grupos de poder económico, de dentro y fuera del país”.
 
“El gobierno actual representa por supuesto otros intereses. Los intereses de los trabajadores de los jubilados, de las pymes. Es decir, representa intereses nacionales. Es un gobierno heterogéneo al que le tocó gobernar en uno de los momentos más complejos de la vida del mundo y de nuestro país, derivados de la pandemia y la cuarentena.  Ha tomado medidas que son muy positivas y otras que considero erradas. Pero veremos con el transcurso del tiempo si logra reperfilar la marcha tratando de revertir la lamentable situación económica y social que dejó el gobierno anterior”.
 
Entre los errores, consideró que “el más importante es que no hace cumplir las normas legales vigentes para proteger los derechos de los consumidores y que están favoreciendo a los grandes grupos económicos. Por otro lado, manejo bastante mal el tema Vicentín con el que finalmente tuvo que dar marcha atrás. Un tercer tema es el mal manejo que tuvo de la relación con el gobierno de CABA cuando quitó el 1,5 por ciento del impuesto de Coparticipación Federal. Lo hizo de manera abrupta y, a mi juicio, debía haber consolidado esa buena relación que existía entre el gobierno nacional, el de la provincia de Buenos Aires y el de CABA. En un momento tan difícil de la vida del país hay que tratar de cerrar la grita y no profundizarla absurdamente”.
 
“Espero que el gobierno actual reflexione sobre algunos error cometidos y trate de hacer cumplir las leyes que caracterizan el estado de derecho y de esa manera se pueda revertir el enorme perjuicio que ocasionó a los sectores populares, a la clase media, y a los jubilados -sobre todo a aquellos que perciben el haber mínimo, que es el 70 por ciento de la clase pasiva- como producto de las políticas que llevó a cabo el gobierno que encabezó Mauricio Macri”, culminó.