“De las 5 grandes cadenas de supermercados que hay en Argentina, 4 son de capital extranjero”

Nota: Ser Industria

15/5/20

“De las 5 grandes cadenas de supermercados que hay en Argentina, 4 son de capital extranjero”

Lo afirmó Héctor Polino, en el transcurso de un conversatorio sobre “Los precios y la economía social en tiempos del Covid- 19”, que compartió con la decana de la Facultad de Ciencias Económicas de Rosario, Adriana Racca y Luciana Soumoulou, del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social.

El encuentro virtual, fue moderado por Marcelo Chiavazza, de “Igualdad”. Al hacer su intervención, Polino expresó que “la economía social es la gran alternativa ante a economía capitalista, porque su objetivo no es la ganancia, sino brindar el mejor servicio posible”. Instó a “promover el mutualismo y el cooperativismo”.

Seguidamente sostuvo que “el sistema económico capitalista es injusto, porque pone al hombre al servicio de la economía y lo único que persigue es ganar dinero. Nosotros debemos construir una sociedad mejor, donde el capital es necesario, pero debe estar al servicio del ser humano y del medio ambiente”.

Sobre la suba del precio de los alimentos, señaló que “hay herramientas legales que se deben poner en funcionamiento, porque constituyen la posibilidad de aplicar los controles que están faltando. Del modo que se funciona actualmente es muy difícil encontrar precios justos, porque los mayoristas y mucho menos los minoristas, cuando compran conocen los valores de reposición”.

“Otro factor que complica al consumidor, tiene que ver con que la mayoría de los productos básicos se concentran en pocas manos que no son de capital nacional”. En ese sentido, sostuvo que “28 grandes empresas extranjeras manejan el 80% de las ventas de alimentos y productos de limpieza y de las 5 grandes cadenas de supermercados que hay en Argentina, 4 son de capital extranjero”.

Por su parte, Luciana Soumoulou, coincidió en buena medida con esos conceptos al precisar que “una sola empresa de harina concentra el 80% de la producción y comercialización” de ese producto y que “del total de granos del país, el cooperativismo sólo exporta el 4%”.

“Otra evidencia es que, si bien la producción de granos creció de 45 millones de toneladas en la década del 80 a 120 millones en la actualidad, en el mismo lapso desaparecieron el 44% de los productores, los más chicos”, añadió.

Soumoulou refirió también que “el cooperativismo y el mutualismo son los instrumentos que pueden generar el financiamiento a sus asociados para poder competir con las grandes multinacionales”. Asimismo, reafirmó que deben aplicarse “políticas que son responsabilidad

del Estado” y que para la post pandemia deben promoverse “empresas cooperativas, solidarias, de proximidad, garantizar la producción y fomentar el acceso a los productos a precios justos. Para ello es necesario “apoyar a los pequeños productores y a la producción de las comunidades indígenas”.

Al ser invitada a exponer, la decana Adriana Racca, destacó el interés de su Facultad por vincular a los alumnos al territorio. “Naturalmente pocos estudiantes se suman a este tipo de iniciativas, pero aquellos que lo hacen se involucran y comprometen, conocen el rostro humano de la economía”.

Agregó que “sin dudas, estos universitarios serán luego quienes se constituyan profesionales distintos a los tradicionales y es lo que queremos formar”. Por último, dijo que “la Universidad debe hacer una contribución importante a la economía social”.