Alimentos de la canasta básica subieron un 16,59%

Nota: Diario Popular

5/5/20

La entidad Consumidores Libres, presidida por Héctor Polino, sostuvo que el rubro Frescos fue el que más incidió en un estudio que se vio dificultado por la pandemia mundial

Con fuertes subas encabezadas por el rubro “Frescos”frutas y verduras (21,46%) y carnes (17,45%), los precios de los productos que integran la canasta básica de alimentos tuvieron un incremento promedio del 16,59% en el mes de abril, reveló una encuesta de Consumidores Libres.

Según el relevamiento uno de los productos que más subió fue la papa negra, que pasó en solo 30 días de $30 a $40, marcando un incremento de 33%. Dentro del rubro “frutas y verduras” también registraron fuertes subas: cebolla (25%)acelga (25%)naranja (16%), manzana (15,94%).

En cuanto a las carnes, se destacan los incrementos en paleta (30,6%)asado (19,35%)carne picada común (17,39%) y bola de lomo (13,92%).

Por su parte el rubro “almacén” mostró subas algo más moderadas con un promedio total de 13.71% y picos en huevos de color (20%), pan fresco (20%)azúcar (16,07%) y aceite de girasol (10,25%).

El titular de la entidad, Héctor Polino, aclaró que dadas las restricciones a la movilidad social impuestas por la cuarentena la tradicional encuesta debió circunscribirse a un universo de 17 productos de primera necesidad en lugar de los 38 habituales. “Las mismas que afectan al propio Indec que acaba de reconocer que sus tomas son virtuales”, aclaró.

“La encuesta presencial que hacemos fundamentalmente en los pequeños comercios de barrio se suspendió desde el 15 de marzo cuando se impuso la cuarentena obligatoria, por lo que el muestra se redujo a 17 artículos cuyos precios se obtuvieron de forma virtual en el canal minorista representado por la grandes cadenas de hipermercados”, aclaró Polino en diálogo con este diario.

En ese contexto, el especialista destacó que si bien el porcentaje de aumento para el mes de abril (16,59%) no tiene la representatividad de las mediciones anteriores por las circunstancias antes apuntadas, refleja una suba muy fuerte de los productos de consumo masivo de primera necesidad.

“Estas subas se dan a pesar de que las tarifas de los servicios (agua, luz y gas) están congeladas, que los precios de los combustibles no se han modificado y que hay una caída del consumo muy importante”, señaló.

Para el especialista, las razones que explican semejante suba pueden ser varias y estar instaladas en las distintas etapas de la cadena de valor de los productos. “Lamentablemente carecemos de la información que permita detectar en qué lugar se producen los abusos”, señaló Polino que reclamó el cumplimiento de la ley del Observatorio de Precios, de 2014 que no ha sido reglamentada.

“Si el precio de la carne ha subido desmesuradamente ¿hay que echarle la culpa al carnicero, al productor, al matarife o al transportista?”, se preguntó Polino que señaló que “al no contar con información precisa todo lo que podemos hacer es especular y tomar decisiones que pueden ser injustas al castigar a quien no es el verdadero responsable”.

El titular de Consumidores Libres se refirió concretamente a la autorización dada a los intendentes de controlar los precios. “En estos casos el hilo suele cortarse por lo más delgado y yendo a ciegas los inspectores aplican multas a los pequeños comerciantes en lugar de ir hacia los formadores de precios”, consideró.