Los precios subieron hasta un 30% por “actitudes especulativas”

Nota: VCF
29/3/20
Por: Diego Colao

Héctor Polino, de Consumidores Libres, sostuvo que productos de la canasta básica aumentaron entre 20 y 30%. Advirtió que muchas farmacias podrían fabricar alcohol en gel pero por especulación de droguerías o laboratorios no pueden acceder al insumo básico. 

Una de las preocupaciones tanto del gobierno como de las asociaciones de defensa de consumidores es el incremento de precios en los alimentos que se produjo durante los primeros días de cuarentena provocada por el Coronavirus.

Héctor Polino, titular de la asociación Consumidores Libres, sostuvo que “hubieron actitudes claramente especulativas por parte de algunos grupos económicos que han aumentado los productos de la canasta básica de alimentos, sobre todo frutas y verduras, entre un 20 y un 30% como mínimo y en algunos lugares el aumento fue mayor todavía”.

Desde algunos sectores empresariales adujeron que hubo demoras en la distribución de los productos, lo cual tendría relación con pago de horas extra para choferes y mayor demanda de combustible.

“Es cierto que ha habido dificultades en los fletes y que hay dificultades en la mano de obra pero también es cierto que han aprovechado las circunstancias muchos negocios para aumentar indebidamente el precio por ejemplo de las papas, las cebollas, las bananas, las zanahorias, los tomates”, indicó Polino, un histórico dirigente del Partido Socialista que fue diputado nacional, entre otros cargos públicos desempeñados.

Agregó que “también se registraron aumentos en las farmacias, sobre todo en la provisión del alcohol en gel, guantes y barbijos, y también del insumo para que las farmacias puedan elaborar este producto”.

El abogado experto en derechos del consumidor explicó que “hay más de 1000 farmacias que están en condiciones de elaborar alcohol en gel, pero por actitudes que tienen en algunos casos las droguerías y en otros los laboratorios, hay dificultades para poder elaborar y proveer el alcohol en gel a precios razonables y que no esté faltando en las farmacias”.

“También la carne vacuna ha registrado aumentos a pesar de la caída en el consumo, ha habido una caída en las exportaciones de la carne vacuna a China pero a pesar de eso el precio en el mercado interno en lugar de bajar está subiendo, promedio entre un 15% y un 30%”, completó el titular de Consumidores Libres.

Lista de precios máximos

El gobierno publicó esta semana un listado de precios máximos para 2.300 productos de consumo básico y advirtió sobre sanciones a quienes no cumplan con los mismos. La nómina toma como valores de referencia los del 6 de marzo y estarán vigentes por 30 días.

“Las medidas que tomó el gobierno son correctas y yo estoy de acuerdo”, dijo Polino, pero añadió que “hay que acentuar el control no solo por parte del gobierno nacional sino que tiene que haber una acción coordinada con los gobiernos provinciales y municipales, de forma que todos los organismos competentes vinculados al área de control se involucren y actúen para no solo controlar sino también sancionar aquellas conductas abusivas”.

“Siempre recuerdo aquellas palabras del ministro de Economía en la última etapa del gobierno de Raúl Alfonsín, Juan Carlos Pugliese, cuando dijo: ‘a los empresarios les hablé con el corazón pero me contestaron con el bolsillo’”, rememoró el ex diputado. Sostuvo que “hoy está sucediendo lo mismo con muchos de esos grandes empresarios, y no me refiero a las pymes, que no son formadoras de precios, sino a los grandes grupos económicos que son formadores y deformadores de precios al mismo tiempo”, lanzó con ironía.

El especialista consideró que es necesario hacer cumplir la ley del Consumidor y la ley de Lealtad Comercial, y además “poner en funcionamiento la ley que se denomina de Defensa de la Competencia, aprobada por el Congreso Nacional casi por unanimidad y que crea un tribunal nacional de defensa de la competencia”, y pese a estar legislado “ese tribunal no se ha constituido”.

“Existen una infinidad de normas legales que protegen los derechos de los usuarios y consumidores de todo el país, pero uno de los problemas fundamentales que tiene la Argentina y desde hace tiempo, que se agudizó con el último gobierno nacional, es el control para hacer cumplir esas normas, y si no se cumplen aplicar las sanciones que establecen”, concluyó Polino.