El equilibro se ha roto y hay posición dominante en el mercado de determinados laboratorios

Hay que pedirle al médico que ponga el nombre de la droga y no del nombre comercial, de modo que cuando el paciente va a la farmacia el farmacéutico pueda ofrecerle las distintas alternativas y, sea el paciente el que elija de acuerdo a su capacidad económica el medicamento que compra. Se supone que si están a la venta todos los medicamentos han sido controlados y aprobados por la Agencia de Control y Tecnología Médica.

Audio: