APOYO A LOS DOCENTES

El paro docente en la Ciudad de Buenos Aires cuenta con todo mi apoyo. Resulta indispensable que el aumento salarial sea capaz de recomponer el poder adquisitivo de los sueldos, las primeras víctimas de la inflación. El gobierno debe convocar de una vez por todas a la paritaria docente, para buscar una solución acorde a las necesidades de los trabajadores, y por consiguiente, a la de los alumnos, los más perjudicados por la negativa del gobierno. Es necesaria una Ley de Educación que sea inclusiva de todos los actores que participan en este sector vital para el presente y el futuro de esta ciudad y del país. Me comprometo a trabajar por la sanción de esta ley desde la Legislatura, buscando siempre favorecer a los trabajadores y a los jóvenes frente a las corporaciones económicas y políticas.