La realidad nacional motiva la construcción de una fuerza política progresista amplia que exprese los derechos e intereses de los sectores populares, hoy avasalladas por el poder económico financiero que actúa sin ningún límite legal y con total impunidad

Claudio Lozano: “El modelo conservador que amplía desigualdades, destruye soberanía y que exhibe ya aristas represivas es impulsado por el PRO con el apoyo de la UCR y las distintas variantes del Partido Justicialista. Por eso necesitamos un frente que recuperando lo mejor de las culturas populares sea capaz de promover una nueva experiencia política por la igualdad, la soberanía y la democracia”.

Jorge Taiana (Mov. Evita): “En este momento de grandes desafíos, tenemos que hacer un esfuerzo para trabajar todxs juntxs y frenar las políticas de ajuste y recesión que van en contra del Pueblo. Tanto en la Ciudad como en el país tenemos gobiernos neoliberales, restauradores de privilegios para las minorías y por eso es fundamental tener coincidencias para avanzar en una alternativa. Es hora de que las organizaciones que coincidimos en el trabajo social también lo hagamos en programas y propuestas políticas”.

Victoria Donda: “Creemos que hay que construir una ciudad y un país progresista. Donde la política sea una herramienta de cambio y no una palanca para el enriquecimiento personal y que contribuya al bienestar de las mayorías”.

Alcira Argumedo: “El impacto de la crisis mundial es tan grande que nos obliga a debatir en profundidad las alternativas al nuevo ciclo que se inició con el fracaso de la globalización neoliberal. La paradoja es que Cambiemos tomó un marcado rumbo hacia a ese modelo que hoy está en implosión”.

Itai Hagman: “Hay que evitar que en 2019 la Ciudad discuta una interna de Cambiemos. Eso requiere la izquierda y el kirchernismo. Tenemos que animarnos a utilizar la herramienta de las PASO”.

Adrián Camps: “en este momento de grandes desafíos, tenemos que hacer un esfuerzo para trabajar todxs juntxs y frenar las políticas de ajuste y recesión que van en contra del Pueblo. Tanto en la Ciudad como en el país tenemos gobiernos neoliberales, restauradores de privilegios para las minorías y por eso es fundamental tener coincidencias para avanzar en una alternativa. Es hora de que las organizaciones que coincidimos en el trabajo social también lo hagamos en programas y propuestas políticas”.

Jonathan Thea:”Tenemos el desafío de construir una mayoría popular , en la cual la unidad no sea sólo un slogan sin la forma de expresar una mirada colectiva sobre un proyecto de país y un programa para la ciudad”.

Facundo Di Filippo: “Ante una ciudad colonizada por el capital inmobiliario es imprescindible mayor nivel de articulación”

Rafael Klejzer: “Nosotros somos el Partido de La Dignidad, no venimos de la política. Sabemos cómo cambiar todo lo que deba ser cambiado. Vamos por un salario básico universal para que nadie esté por debajo de la línea de pobreza. Para que jubilados, jóvenes y mujeres sostén de hogar ganen 15.000 pesos. Vamos por el congelamiento de los alquileres para terminar con la especulación inmobiliaria. Suspensión del pago de la deuda para recuperar nuestra soberanía. Aumento general de salarios. Bajar la inflación y las tarifas. Ni una piba menos, feminismo popular”.

Héctor Polino: “La realidad nacional motiva la construcción de una fuerza política progresista amplia que exprese los derechos e intereses de los sectores populares hoy avasalladas por el poder económico financiero que actúa sin ningún límite legal y con total impunidad”.

Las elecciones del 2017 constituyen una oportunidad para empezar a superar los problemas que hoy agobian a los argentinos y las argentinas. Por esta razón sostenemos:

En el 2017 no se juega la Presidencia de la Nación y, por ende, resulta prematuro discutir las estrategias electorales sobre la base de alineamientos políticos que llevan implícito el respaldo a determinadas candidaturas presidenciales. Operar de esa manera tiende a cristalizar el tablero político resultante del 2015.

La necesidad de la hora es renovar el Parlamento Nacional y la Legislatura de la Ciudad con expresiones que sean capaces de albergar un nuevo diálogo entre las distintas culturas políticas populares de la Argentina y en dirección a ser capaces de producir una nueva síntesis acorde a los nuevos desafíos que plantea el mundo y nuestra sociedad.

Buscamos una experiencia frentista que sea capaz de frenar el intento de conculcar derechos del gobierno actual y establecer un piso de coincidencias sobre el futuro de la Ciudad y el País.