H. Polino : “Hay que desdramatizar las elecciones”

Reportaje de Página 12 – Buenos Aires, 15 de Mayo de 2009-

El socialista Héctor Polino quiere volver como diputado al Congreso Nacional, que lo tuvo entre los legisladores más laboriosos y críticos de la política neoliberal de los ’90. Reclama “autonomía plena” para la Ciudad de Buenos Aires y que Mauricio Macri cumpla con al Ley de Comunas, así como también modificar el IVA y crear un marco regulatorio general para las empresas de servicios públicos. Esta vez el socialismo porteño irá solo a las elecciones después de rechazar la alianza que a nivel nacional el PS selló con la CC y la UCR: “Prat Gay no representa nuestras propuestas”, .

 

–Hasta no hace mucho tiempo tuvo duros enfrentamientos con la conducción del Partido Socialista que hoy lo lleva como candidato. ¿Qué pasó ahora?

–Dimos por aclarados y superados esos enfrentamientos. Asumimos un compromiso muy fuerte de pensar y actuar para el futuro.

–¿Por qué no adhirieron en la ciudad al frente electoral que el PS conformó a nivel nacional con la Coalición Cívica y el radicalismo?

–El socialismo de la Capital Federal ha priorizado el régimen y la reivindicación del rol de los partidos políticos, que es esencial para el sistema democrático, en esta elección de carácter legislativo. Por eso vamos con candidatos, dirigentes, programa y propuestas propias. Si fuera una elección para cargos ejecutivos, quizás iríamos en otra dirección.

–Pero el socialismo también expresó diferencias con la CC y la UCR.

–En verdad, no nos sentimos identificados con la cabeza de lista de la Coalición Cívica: (Alfonso) Prat Gay no representa las propuestas que planteamos los socialistas. Existen opiniones diferentes y el PS en provincias como Santiago del Estero, Entre Ríos y Mendoza, igual que en Capital, ha decidido ir con candidatos propios. Habrá que ver en su momento, para el 2011, todavía lejano, cuál será la política de alianzas.

–¿Cuál es la postura del PS con respecto al gobierno porteño?

–Somos opositores a la política de Macri en la ciudad y en el orden nacional somos opositores al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Eso no quita que apoyemos lo que consideremos positivo para la gente, pero de igual modo seremos duros críticos de los aspectos negativos de sus gobiernos. Somos una fuerza política independiente.

–¿Qué propuestas plantean para la ciudad?

–Reclamar que se cumpla con la ley de Comunas y la plena vigencia del artículo 125 de la Constitución que le otorga autonomía plena a la ciudad.

–¿Cuáles serían las prioridades en los temas referidos a la autonomía?

–La creación de la policía propia, el traspaso del puerto, la creación de un registro de propiedad inmueble, como gozan distintas provincias.

–¿Y en el orden nacional?

–La modificación del impuesto al IVA, el más regresivo de nuestro sistema tributario, con rebajas a los productos de la canasta básica de alimentos y aumentos para los bienes y servicios que consumen los sectores de altos ingresos. La creación de un marco regulatorio general para las empresas proveedores de servicios públicos: gas natural, energía, transporte ferroviario, agua, cloacas. Como también para la telefonía celular, donde las compañías cometen todo tipo de abuso con los usuarios.

–Desde el oficialismo y la oposición se han planteado estas elecciones como clave para el futuro del Gobierno. ¿Cuál es la postura del PS?

–Hay que desdramatizarlo, son elecciones legislativas. Seguramente el oficialismo perderá senadores y diputados, pero eso no tiene por qué afectar la gobernabilidad del país. Tampoco estoy de acuerdo con la postura de Macri, de preparar una transición ordenada, porque este gobierno tiene la legitimidad del voto popular hasta 2011.

–¿Hermes Binner puede ser el candidato presidencial de una coalición como la que ustedes rechazaron en Capital?

–Para 2011 falta mucho. Pero claro que Binner puede ser candidato presidencial y encabezar una coalición en base a políticas programáticas como funciona el Frente Progresista en Santa Fe. Lo que no podemos es volver a hacer un amontonamiento para oponernos a alguien, porque tenemos una experiencia lamentable y vergonzosa como fue la Alianza, pese a que el PS fue el primer arrepentido cuando se traicionó la plataforma electoral con la reforma laboral y la rebaja a los jubilados y empleados públicos.