Los alimentos subieron más del 4% y le ponen un piso alto al índice de precios de marzo

Nota: Clarin 1/4/21

Por Natalia Muscatelli

Los alimentos subieron más del 4% y le ponen un piso alto al índice de precios de marzo

Con alzas que superan el 4% mensual, este rubro básico de la canasta sigue subiendo más que el IPC

Tal como ocurrió en febrero (y en los últimos meses), los precios de los alimentos vienen creciendo por encima de la inflación. En marzo, la tendencia continuó: la inflación mensual en este rubro llegó al 4,6% y deja -así- un arrastre del 2,3% para abril, según el seguimiento que realiza la consultora LCG en 8000 productos disponibles en cinco cadenas de supermercados.

Este dato promedia las cinco semanas de marzo respecto de las cuatro semanas de febrero y muestran un incremento bastante más agresivo: 4,3 puntos por encima del promedio del mes anterior. Este comportamiento de la canasta alimenticia abona la tendencia de que marzo suele ser un mes estacionalmente mas alto en materia inflacionaria. Si bien habrá que esperar a mediados de abril para conocer el índice de inflación de marzo, que ya tiene un piso del 3,6% y, según las estimaciones privadas, podría llegar incluso al 4%.

Segun los cálculos de la consultora Eco Go, los alimentos dieron una suba del 4,1%. “En linea con la proyección que tenemos con los relevamientos para la inflación del 4,2%”, cuenta uno de sus economistas, Martin Vaughtier. “Basicamente los precios siguen de largo, mas allá de la desaceleración del tipo de cambio oficial que venia en la zona del 4% mensual en enero. En marzo se acercó al 2,5% mensual y abril probablemente vaya un poco por debajo”, señaló.

“Pero mas alla del ancla tarifaria y de la semi-ancla cambiaria, hay precios que siguen de largo en un contexto donde la brecha cambiaria se filtra a los precios de durables y donde las restricciones a las importaciones introduce incertidumbre en los costos de reposición de las empresas y también se termina filtrando a precios”, agrega el economista. “Ademas de que el Gobierno estuvo soltando los precios de algunos productos que se mantenían congelados en el marco de la pandemia”, recordó.

Sobre la evolución de los alimentos, LCG sostiene que, en las últimas semanas, los aumentos más fuertes se registraron en panificados y cereales, que subieron 6,6% en el mes; lácteos y huevos, 5,9% y las carnes que treparon 5,9%. Las variaciones más moderadas se detectaron en las frutas, con un alza promedio del 1,1%.

Según explicaron los analistas de la consultora, el relevamiento muestra que “la inflación se acelera y generaliza”. Y “se acumulan tres semanas de aceleración simultánea en carnes y también en el índice de precios sin carne.” Según estos registros privados, en marzo, el 17% de la canasta relevada presentó aumentos de precios.

Otro indicador de la evolución de los precios de los alimentos es la canasta que mide en forma quincenal, la entidad de usuarios Consumidores Libres. En este caso, un conjunto de 38 alimentos monitoreados indicó un alza promedio del 2,02% solo en la primera quincena de marzo.

En esta canasta alimenticia,los productos de almacén promediaron una suba del 2,24% en esa quincena. En tanto, las frutas y verduras crecieron 1,52% y las carnes, 2,09%.

De acuerdo con la medición de LCG, la última semana del mes (con un alza del 1,1%) tuvo un movimiento similar a la semana anterior, aunque registró mayor volatilidad en el nivel de precios. Bebidas y panificados lideraron la suba semanal. En tanto, carnes, debido a su ponderación, fue el rubro de mayor incidencia.

Según los datos del INDEC, en febrero, mientras el indice de precios (IPC) se ubicó en 3,6%, el rubro alimentos y bebidas, subió 3,8% si bien moderó su alza respecto de enero, cuando había trepado 4,8%.